EL RESTAURANTE

Información

TRADICIÓN EN ESTADO PURO

Julián Rivas se estableció en Tolosa en 1955 ganando celebridad con sus asados en parrilla con carbón vegetal: piezas de un kilo de peso, cuatro centímetros de grosor y carnes de la mayor calidad.

Cuando llegó el momento de ceder el testigo a Matías Gorrotxategui, éste le puso una condición: que estuviera un año para asesorarle y pudiera mantener intacto el continuismo en las técnicas del asado.

Ahora, con más de 25 años de experiencia, al frente de Casa Julián, Matías Gorrotxategui se ha convertido en uno de los mejores parrilleros del país. Su especialidad sigue siendo el chuletón de buey, acompañados de los pimientos confitados de Lodosa, como sólo allí, meca de “gourmets”, se pueden degustar. Rafael García Santos, prestigioso crítico gastronómico, dijo: “La parrilla del Julián es la Capilla Sixtina del chuletón”.

Además, cuenta también con un restaurante en Madrid, en la Cava Baja, bajo el nombre de Julián de Tolosa.

Constancia, Trabajo y Dedicación Pilares básicos del día a día

Contacto